Investigan centenarias óperas chilenas.

El tenor y musicólogo Gonzalo Cuadra presenta hoy un nuevo capítulo de su profunda investigación sobre la creación lírica nacional que se abrió paso entre 1898 y 1950. Aunque Cuadra lleva ocho años investigando, sólo ha encontrado las partituras de 9 títulos. “La ópera nacional fue una épica contra el desdén de la intelectualidad, la desaprobación de la oligarquía, el menosprecio de los cantantes y la ausencia de una industria lírica”, asegura Cuadra.

“La ópera es una industria con muchos roles, desde la persona que cose un botón hasta quien la compone y canta. Y como aquí no había una industria lírica nacional, los compositores chilenos tenían que hacerlo todo. ¡Incluso costearlo!”, explica. Pese a los obstáculos, algunos emprendieron la tarea: “Cada partitura da muestra de oficio y nivel”, dice.

Hoy, a las 19 horas en la Sala América de la Biblioteca Nacional (gratis), la temporada de la U. Alberto Hurtado presenta el concierto “Ópera Nacional”, bajo la dirección artística de Cuadra. Una serie de solistas vocales serán acompañados al piano por Yudalys Perdomo.

“Vamos a volver a oír óperas que se escucharon en el estreno y nunca más, como ‘Lautaro’, de Eliodoro Ortiz de Zárate; óperas que se estrenaron tras la muerte del compositor, como ‘Caupolicán’, de Remigio Acevedo Guajardo, y óperas que nunca se han oído, como ‘Ghismonda’, de Raoul Hügel”.

Romina de la Sotta Donoso
30 de Octubre, 2017, Cultura – El Mercurio